domingo, 23 de noviembre de 2014

LA MOTA ROSA




ÁCIDO NARANJA

Ya hablamos el otro día de las ventajas del vestido-saco. Precisamente, uno de los que os mostraba en el post, el color teja de Zara con unos plieguecitos delante, se lo puso la Carbonero "pa ir a echar gasolina al coche" y ha sido visto y no visto: agotado en muchas de las tiendas hasta que lo han repuesto.

No es que el vestido sea el acabose, pero como veis, ¡es el tirón imparable de la comodidad del saco!

Yo aposté por eso mismo (comodidad) en mi viaje a Almería para asistir al MISLITAL el pasado 19 de septiembre. Muchas horas conduciendo, el cinturón de seguridad apretando (no hay cosa que más odie) y el veranillo del membrillo asegurándose de que sudas la gota gorda.

La solución ya la conocéis: ¡¡el vestido-saco!!




Este es de Mango, de temporadas pasadas, en energético naranja (dicen que es el color de la felicidad. No lo sé pero me encanta usarlo). Los colores tan fuertes, mejor combinarlos con tonos neutros y dejarles todo el protagonismo que se merecen. El bolso salió de un mercadillo en Florencia y aparte de suave y gustoso, es una maravilla, ¡le cabe todo! ¡Es como la bolsa de Mary Poppins! Aparte de lo que supone ser un shopping-bag (ya de por sí generosos en dimensiones), este suma 4 cremalleras laterales que si las abres, forman un fuelle y aumentan la cabida del bolsaco.

¡Assssuuuucar!


Otro elemento que admiten muy bien los colores ácidos, son los metalizados. Mejor plateado que dorado sobre el naranja. Este colgante de mariposa lleva años en mi cajón y sigue de moda (si no lo está me importa poco, me dan muy buen rollo las mariposas, me gusta, me lo pongo cada dos por tres).

¿Sois también de mariposas, o de otro bicho? Traen suerte ;)


ÁCIDO LIMÓN

En este cómodo look de mañana trabajadora, el contrapunto al verde militar (ya iréis viendo que es uno de mis colores favoritos. Ummm… de hecho, tengo demasiados colores favoritos) lo ponen los zapatucos de Zara en amarillo y el bolso del mismo color.


Vale que parecen los que usaban nuestras madres cuando jóvenes (me refiero a estas sandalias con aro metálico, estilo años 60) pero no podéis imaginar lo cómodas que son y cuando toca caminar, necesito no ir llorando por las esquinas.

 El bolso es una pasada, visto al natural tiene un color que parece el sol en vivo y en directo. Lo pillé en una tienda de Marbella que estaban liquidando, por menos de 50 € y lo tendré toda la vida. Es un clásico que combina bien con todo.

Los pantalones verde caqui, de Mango. La camiseta, de CUSTO, de las rebajas.

Preparadas, listas pa salir corriendo… ¡¡Ya!!


Y MÁS ÁCIDOS

Este conjunto tiene un aire diferente a los anteriores por el detalle del chaleco de lentejuelas pero el foco de atención principal vuelve a ser una prenda naranja fuerte. El top de Bershka que no llega a 10 €.

 Lo combino con unos pitillo marrón chocolate y los zapatos más cómodos del mundo. Con ellos podréis recorrer el mundo y ponéroslo por montera porque son blanditos como unas zapatillas. De Zara (por supuesto)

Me gusta mucho el efecto de los chalecos directamente sobre prendas sin mangas, así, en plan verano. Dan al top un aire distinto, lo reinventan.

        




Y hasta aquí el post de esta semana. Ya sabéis que espero vuestros comentarios, sugerencias y todas las variaciones que se os ocurran para cada look.

¡¡Feliz sietedías, motitas!!


6 comentarios:

Jim Megal dijo...

Yo soy más de libélulas, ¡me encantan! Un post muy entretenido. Me parece poder oír tu voz :)

Regina Roman dijo...

Ohhh, también me chiflan las libélulas. Y tengo un collar de cristal que te va a encantar ;) En cuanto pueda lo enseño.
¡¡Gracias por pasarte y comentar, guapa!!

.:PaTrY:. dijo...

Pero que bien vas vestida siempre guapa =)

Besos!!

Violante MARTIN RUIZ dijo...

Pues sí, y el rosa chicle tb me gusta. Siempre un toquecito de color ácido va mb para alegrar la cara y el ánimo, sobretodo en invierno. Bezis guapa!

Regina Roman dijo...

Lo que dice Vio es cierto. Los colores intensos nos mejoran la cara, nos hacen parecer más bronceadas. Y si tienen un toquecito flúor entonces son la repera. No pos pongáis beiges y camel cerca de la cara salvo que seáis muy morenas de natural. Mejor en la zona inferior del look.

Gracias, chicas por vuestros comentarios ;)

Elizabeth Da Silva dijo...

Unos modelitos divinos, cómodos y elegantes al mismo tiempo, claro que la súper modelo que los luce sabe como hacerlo...

Besos Regi me encanta el post.

 
Libros mejor que Prozac © 2007 Template feito por Áurea R.C.