jueves, 18 de agosto de 2011

Y A TI, ¿CÓMO TE HAN PUESTO?


Barajo unas dudas… Llevo semanas pensando si lo que Victoria Adams (alias VickyBeckham) ha dado a luz ha sido una criatura o un comercio de lavadoras. Porque claro… si te pones a pensar… Harper Seven suena a cadena de tiendas de electrodomésticos. ¿O exagero? ¿Se ha parado a pensar esa mujer en las consecuencias que acarreará tal denominación para su niñita? Como si no tuvieran suficiente los bebés de los famosos con las crudas vidas que les tocan en suerte (paparazzis metiéndote la alcachofa por las narices, aglomeraciones terroríficas a la salida de cualquier parte, focos de luz de esos de los interrogatorios policiales directos al ojo, fotos de tu culito en la playa, pseudo-averiguaciones respecto a con quién te han de emparejar… Un estrés, vaya), ahora van sus padres y se inventan unos nombres de aúpa para sus retoños. Oído al parche:

La hija de Gwyneth Paltrow se llama Apple (sí, lo que oís, manzana. Con dos… cajones).

El de Nicolas Cage se llama Kal-El, el nombre de nacimiento de Superman en Krypton, su planeta natal. No habría otro a mano… o será fan del personaje, vete tú a saber, pero el que pringa es el chiquillo.

El desgraciado hijito de Jason Lee se llama… ¡atención!: Pilot Inspektor. ¡Arrrrrfffff! Creo que el niño aún no es consciente.

Las hijas de Bob Geldof, Pixie, Fifi y Peaches. Sin palabras. ¿No os recuerdan a Pixie y Dixie?

Vamos a ver… luego los critican. Pero ¿cómo van a salir normales los chicos con esos nombres? Yo me pregunto si cuando uno hace una peli, o saca una canción medio decente y te la ponen 3 veces en los Cuarenta Principales, ya desde ese momento, tu agente de publicidad te incrusta en el cráneo la obligatoriedad de volverte excéntrico para llamar la atención y salir en la prensa. ¿Habrá modos y maneras de hacer el ridículo? No tienes por qué amargarle la vida a la carne de tu carne, sangre de tu sangre, porque lo del nombrecito lo llevará colgado en la chepa por los siglos de los siglos y contra eso no hay antídoto. Leches.

¿Crees que por ponerle “Manzana” a tu pobre hija te garantizas más planas en las revistas rosa? Pues te equivocas, lista. Saldrás una vez, exactamente las mismas que si le pusieras Sara o Raquel o Laura; sólo que la gente se descojonará un buen rato en el primer caso y en el segundo, si están preñados, igual te copian el nombre.

Un consejo, famosillos de medio pelo: cuando os den el alta tras el paritorio, pillaros el santoral español. Tiene unos nombres que son un primor. Y si aspiráis a marginar a vuestros niños encontraréis mucho donde elegir con tranquilidad de espíritu, porque son nombres cristianos.

8 comentarios:

Magnus Ingaldsen dijo...

Buenísima entrada, Regina. Me he estado riendo un buen rato. Hace ya muchos años (la tele era todavía en blanco y negro) salió en el programa de Iñigo un niño al que sus padres habían llamado "Siendo". En la entrevista, los progenitores dieron una clase de filosofía para justificar tal nombrecito. Cuando le preguntaron al chaval, de unos 12 años, dijo: "Siendo" está bien, pero en el colegio he dicho que me llamen José Luis". Sin comentarios.

Regina Roman dijo...

Siiiiiii, jajajajajajaja. No me extraña, pobretico... Si es que la gente quiere ser excepcional y moderna y no se preocupa de averiguar cómo. ¿Tiene que ser eligiendo un nombre infame para tu hijo? ¿Eso te hace más intelectual, más snob? Y encima van de filósofos y lo explican. La simplicidad en la respuesta del crío, lo dice todo. Un abrazo, compañero!!

Enaid dijo...

A mi me sorprendió que Robin (no Robbie) Williams pusiera a su hija Zelda en honor al videojuego. Es un nombre bonito y original, suena bien fonéticamente... pero creo que lo que acarrea detrás puede suponerle un trauma a lo pobre niña jajajaja.
Al menos la Beckham le ha llamado "Harper", que es un nombre corriente (si no llevara un Seven detás), pero tengo entendido que en un principio se llamaría "Luna Atlanta", o algo por el estilo.
Si quieren nombres originales, en la mitología griega hay a puñados y bien bonitos ;)

Rusta dijo...

Muy bueno lo de la cadena de electrodomésticos :). Cuando veo esos nombrecitos me alegro de tener un nombre muy común, ¡je, je!

Saludos.

Regina Roman dijo...

Pues sí. No os creáis, que a mí de pequeña lo de ser la única del colegio que me llamaba Regina, me martirizaba un rato largo. Con el tiempo te acostumbras. Una cosa es tener un nombre raro o poco común y otra muy distinta un nombre ridículo o que dé lugar a mofas. Hay que pensar en los pobres críos.

Saludos!!

Anónimo dijo...

A mi me gustan los nombres originales, siempre he sido única en el colegio porque Tania hace 30 años no estaba muy visto. Pero claro, una cosa es ser original y otra ridículo.

Talisman Dreams dijo...

Jajajajaja me ha encantado!! ya ves, y mi mayor temor era que me pusieran Antonia como mi madre xDD con lo que se ve aquí privilegiada habría sido xDD

Yo creo que le dinero en exceso afecta al cerebro, porque si no, no me lo explico.

Manzana O_o menos mal que no ha sido un niño, que igual le daba por llamarlo boniato jajajaja

Un besito!!

Daniel Rubio dijo...

jajajajajajajajajajajja, cómo me ha gustado esta entrada¡¡¡ Un saludo

 
Libros mejor que Prozac © 2007 Template feito por Áurea R.C.